Publicidad

Challenge Fuerteventura el 23 de abril y poco después, el Ironman 70.3 Pays d’Aix, el 1 de mayo. ¿Qué tienen en común estos dos triatlones de media distancia? Que eran dos de los primeros objetivos de la temporada de Albert Moreno.

Pero ni una ni otra prueba pudieron contar con el catalán en la línea de salida. Y es que parece que la mala suerte se está cebando con Albert en forma de problemas físicos. Si el año pasado ya estuvo marcado por algunas lesiones que le impidieron mantener una constancia en cuanto a entrenamientos y competiciones, el 2016 ha empezado de forma similar. Y eso que, como explica el mismo triatleta en su blog, las sensaciones a principios del mes de abril eran buenas y optimistas, consiguiendo ritmos en el agua y en bici que antes no había podido alcanzar.

Pero las lesiones volvieron: “Recaí, si a principios de febrero/final de enero, tuve síndrome de la cintilla ilotibal, esta vez salió a relucir el poplíteo, un músculo nuevo para mi, pero que os aseguro que da mucho de que hablar”.

Así pues, este músculo, situado en la parte superior del gemelo es el que está fastidiando ahora mismo el día a día de Albert. Y es que, como asegura, el primer objetivo del año era justamente no lesionarse para poder mantener una regularidad. Algo que no ha podido conseguir.

“Ahora toca cambiar objetivos, y a día de hoy, el primer y único objetivo es el de recuperarse de la lesión para poder volver a entrenar sin molestias. Una sensación que hecho demasiado de menos, y a mi corta edad no es bueno” afirma. El catalán de momento no quiere pensar en objetivos de carreras y calendario, aunque “por suerte tengo puntos para ir al mundial 70.3 ; sino menudo marrón”. Esperemos que Albert pueda estar al máximo para disputar esa cita, que será en Mooloolaba (Australia) el próximo 4 de septiembre.

Publicidad

bskdjv

Publicidad