Publicidad

El triatleta profesional norteamericano, Collin Chartier, que acostumbra a residir en Girona, ha sido sancionado por dopaje.

La Agencia Internacional Antidopaje, encargada de hacer los controles para IRONMAN, ha anunciado hoy mismo que Collin Chartier, pupilo de Mikal Iden y campeón del PTO US Open o Challenge Salou entre otros muchos títulos, ha sido cazado con EPO:

“La ITA, en nombre de IRONMAN, ha informado que el atleta estadounidense Collin Chartier ha cometido una infracción de las normas antidopaje (ADRV) en virtud del artículo 2.1 de las Normas antidopaje de IRONMAN (IRONMAN ADR) por la presencia de eritropoyetina (EPO) en un muestra recogida fuera de competición por IRONMAN el 10 de febrero de 2023.

La muestra recolectada de Collin Chartier resultó en un resultado analítico adverso para la sustancia prohibida no especificada EPO. La EPO está prohibida en la Lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje de 2023 como hormona peptídica (S2). La EPO estimula la eritropoyesis (producción de glóbulos rojos) y puede modificar la capacidad del cuerpo para transportar oxígeno y, por lo tanto, aumentar la resistencia y el rendimiento.

Publicidad

Collin Chartier no cuestionó la ADRV y estuvo de acuerdo con las consecuencias propuestas por la ITA. Debido a su admisión anticipada, el atleta tiene derecho a una reducción de un año en el período de inhabilitación de cuatro años que normalmente se impone para una infracción antidopaje por la presencia de EPO, tal como se establece en el artículo 10.8.1 del IRONMAN ADR*. En consecuencia, este caso se resolvió mediante una aceptación de consecuencias de conformidad con el artículo 8.3.1 del IRONMAN ADR. El período de suspensión del atleta en todos los deportes se extiende hasta el 26 de marzo de 2026 y cualquier resultado de competencia obtenido por el Sr. Chartier después de la prueba positiva del 10 de febrero de 2023 queda descalificado.

El enjuiciamiento del asunto fue manejado de forma independiente por la ITA en nombre de IRONMAN. Como corporación privada que realiza eventos de triatlón, IRONMAN es la primera empresa deportiva privada no federativa en adherirse formalmente al Código Mundial Antidopaje.”

Fuente: ITA 

Publicidad