Publicidad

Dinamarca ha vuelto a romper el récord mundial de persecución por equipos masculinos en el Campeonato Mundial de Pista en Berlín.

Nunca antes una única selección había conseguido una gesta similar.

Si bien es cierto que si había un país capaz de lograr algo así en un velódromo, ese es Dinamarca. Un equipo con mucha tradición en esta modalidad del ciclismo, con una escuela que cada 5 años saca un nuevo crack al panorama mundial.

Al iniciar los mundiales, el récord se situaba en 3: 48.012 para la persecución de 4mm, una marca establecida por el equipo australiano en el Campeonato del Mundo del año pasado, en Polonia

Publicidad

El equipo danés le arrebató 1.5 segundos durante las sesiones de clasificación, otros 0.3 de segundo durante la primera ronda y luego otros 1.6 segundos en la final del jueves para ganar el título mundial.

En el viaje por la medalla de oro contra Nueva Zelanda, el cuarteto de Lasse Norman Hansen, Julius Johansen, Frederik Rodenberg Madsen y Rasmus Pedersen recorrieron 4 km en un asombroso 3: 44.672, una velocidad media de más de 64 km/h.

Un dato curioso, es la recuperación del modelo POC de cascos para esta disciplina, donde la aerodinámica es un factor decisivo para arañar las centésimas que separan a los países de la gloria a la derrota.

Publicidad