Publicidad

Las triatletas transgénero podrán competir siempre que no lo hayan hecho en los últimos 2 años como varones y con la testosterona limitada

Tras más de un año de tratarlo y estudiarlo con el Comité de Médicos, Comité de Atletas, Comité de Entrenadores, Comité Legal y de Constitución, Comité de Mujeres y la Comisión de Igualdad, Diversidad e Inclusión, así como con diferentes expertos en la materia, ayer miércoles 3 de agosto, la Junta Ejecutiva de la World Triathlon aprobó su política para deportistas transgénero.

Limitaciones

«La norma, que entra en vigor en 30 días, dicta que para competir en categoría femenina elite de triatlón, un deportista transgénero deberá demostrar que la concentración de testosterona en el suero del atleta ha sido menos de 2,5 nmol/L de forma continua durante un período de al menos 24 meses. Asimismo, deberán haber transcurrido al menos 2 años desde que el deportista transgénero haya competido como varón en cualquier competición deportiva», explica la nueva directriz.

A pesar de aprobarse por mayoría, la nueva política obtuvo las negativas del vicepresidente de la World Triathlon, Ian Howard, y el presidente de la Comisión de Atletas, Tamas Toth. Mientras, Marisol Casado, presidenta de la World Triathlon, se enorgullece de haber sacado esta propuesta adelante: «somos una federación internacional pequeña, pero que siempre ha tenido la inclusión y el equilibrio de género en nuestro ADN».

Publicidad

La federación ha asegurado que monitoreará la situación y evolución de esta política, «estamos abiertos a revisarla y discutirla tanto como sea necesario con el tiempo, ya que este tema aún está evolucionando y debemos ser flexibles».

Gran Bretaña propone una categoría abierta

Ahora toca esperar para ver cómo responde Gran Bretaña, puesto que hace tan solo unas semanas, comunicaban que prohibirían la participación en pruebas femeninas a todas las mujeres transgénero que hayan hecho la transición una vez pasada la pubertad. El plan era crear una “categoría abierta”. Esto mismo ha ocurrido también en las federaciones internacionales de natación y rugby.

Comentarios

comentarios

Publicidad