Publicidad

Marca, modelo y color de la zapatilla deberán ser notificados a la organización, en colaboración con la RFEA, para evitar el uso de zapatillas prohibidas por las normas de la World Athletics

Casi 400 atletas van a tomar la salida este domingo del Maratón de Valencia, la prueba más rápida de España bajo esa distancia, que vuelve como la única gran carrera que se ha salvado este 2020. Y es que la estrena del sello platino que otorga la federación mundial, se ha estrenado con un cumplimiento muy exigente de las medidas COVID.

Este pasado junio entró en vigor la nueva regulación de la World Athletics respecto al tipo de calzado que podían utilizar los atletas para sus pruebas, desde la velocidad en la pista, hasta el fondo y la ruta. En el caso de las pruebas cómo el maratón, la norma reza que ningún modelo debe superar los 40mm de grosor en la suela, que evidentemente es la medida exacta de unas Next% o unas Alphafly, además de la inclusión de una sola placa rígida de carbono.

La organización también se reserva el derecho a pedir la revisión total de un modelo, y de si este lleva algún tipo de plantilla extra. Todo ello se revisará debidamente antes de la salida, sin importunar lo más mínimo, el proceso de calentamiento de los atletas.

Publicidad

Desde hace años, los organizadores de este evento, están endureciendo su respuesta a todos aquellos que tratan de recortar o correr sin dorsal. De hecho, el año pasado ya se detectaron más de 60 deportistas que cruzaron la meta sin haber pagado la inscripción.

El director de Competición de la Federación Española de Atletismo Anacleto Jiménez ha asegurado: “Hemos querido poner los medios antes para que los atletas sean conscientes de la normativa” … “Igual que hay que cumplir una reglamentación en cuanto al avituallamiento, los dorsales o la equipación, ahora también se deben revisar que las zapatillas usadas por los atletas de élite son las permitidas. Valencia ha tenido muchas peticiones de atletas de todo el mundo porque es la primera competición válida para los Juegos y lo que queremos es que todas las marcas que se logren puedan ser homologadas”.

Publicidad