Publicidad

El gallego desvela su hoja de ruta para alcanzar el que sería el gran hito de su carrera deportiva

Si hay un año en el que el Capitán podría coronarse –si no lo es ya– como el mejor de la historia, ese es el 2020.

Recordamos que Javi tiene zanjada su clasificación a los dos mundiales de la franquícia IRONMAN, tanto el 70.3 como la distancia full. Además de ello, damos por sentado, que Gómez Noya va a conseguir su clasificación para Tokyo y eso lo convierte en aspirante a una triple corona, algo a lo que muy pocos optan y qué sólo 1 o 2 triatletas en el mundo podrían conseguir. Y uno de ellos es de Ferrol.

Javi se encuentra unos días en su casa y se desplazó a Madrid la pasada noche para recibir la Orden Olímpica del COE.

Publicidad

En declaraciones a los medios, dejó claro que ya ha empezado a activar la máquina para la que puede ser una de las temporadas más apasionantes de toda su vida.

El periplo de preparación tendrá dos cuarteles generales, como ya viene siendo costumbre en las campañas del triatleta del Bahrain. Nueva Zelanda y Pontevedra.

A partir de la semana que viene, el gallego va a cruzar todo el mundo para asentarse en la tierra natal de su mujer, Anneke Jenkins, lugar escogido por la pareja para sumar los primeros ciclos de la pretemporada.

Allí se estará casi 3 meses, momento en el que se desplazará a tierras de Oriente Medio para la disputa de la primera cita de las Series Mundiales, en la tradicional prueba de Abu Dhabi que se celebrará el 7 de ese mismo mes.

A partir de ese momento, el pentacampeón del mundo, se establecerá en Galicia para constituir las bases de la preparación específica para los juegos, aunque no descarta participar en algún 70.3 previo al inicio del calendario ITU aprovechando el volumen que va a cargar durante los meses invernales.

En cualquiera de los escenarios, Noya va a tomarse las WTS a modo de test en vistas a Tokyo, y lo veremos en Bermudas (18 de abril), Yokohama (17 de mayo) y Leeds (7 de junio).

La presencia del Capitán en WTS Montreal, que será el 28 de junio, es una incógnita. La cercanía a la cita olímpica, a menos de un mes, la deja cómo prueba comodín según vea sus fuerzas.

Para aclimatarse a las condiciones de la carrera en Tokyo, Javi no descarte concentrarse durante unas semanas en algún sitio con niveles de humedad y valores de temperatura muy elevados, para simular lo que se va a encontrar en carrera.

Publicidad