Publicidad

La prueba, disputada un año más en distancia sprint y half, concluye con cifras de récord: 800 triatletas de 35 países distintos. La Habana se consolida como una cita de referencia en el continente.

Tercera edición del Triatlón de La Habana y tercer año consecutivo con aumento de participantes. Sin duda, la prueba no solo goza de la confianza del entorno sino del aprobado de los triatletas, que cada vez se animan más a correr en tierras cubanas.

Este año, 801 triatletas han participado en la prueba, procedentes de 35 países. Más del doble que en años anteriores.

Un récord, como también lo ha sido que la mitad, 400 de ellos, fueran norteamericanos. Y es que la proximidad de Cuba con Estados Unidos y la apertura política iniciada por Barack Obama son factores que ayudan al desembarco americano en esta prueba.

Pero no solo Estados Unidos llenó de triatletas la prueba, también estuvieron muy representados países como México, Canadá, Francia, Colombia, España, Italia y, claro está, Cuba.

Publicidad

Con las céntricas avenidas 23 y Malecón y la Marina Hemingway como emblemáticos puntos de paso, el Triatlón de La Habana ofreció bonitas batallas entre los triatletas que disputaron las dos distancias.

En sprint élite, el colombiano Carlos Javier Quinchara volvió a dominar la carrrera, como ya hizo en 2016, y revalidó título con un crono de 55’29. Eso sí, fue una victoria más sufrida que la del año pasado ya que apenas tres segundos le separaron del segundo clasificado, el portugués Alexandre Nobre (55’32). Completó el podio el japonés Shiruba Taniguchi con 55’57.

En cambio, en mujeres victoria más tranquila de Kaitlin Donner, que marcó un tiempo de 1h 02’39. Kaitlin encabezó un podio íntegramente norteamericano, ya que por detrás llegaron Erin Storie (1h 03’08) y Sarah Alexander (1h 03’26).

Entre los populares que corrieron en la distancia más corta, el mexicano Daniel Ramiro fue el más rápido, seguido del cubano Daniel E. Pérez y el dominicano Kevin T. Martínez. En féminas, la dominicana Camila Romero superó a la jamaicana Llori Sharpe y a la cubana Daylin Marrero.

Por su parte, entre los élite de media distancia, el triatleta local Michel González se llevó el título con 3h 56’11, por delante del italiano Alberto Casadei, con 4h 14’52, y del costarricense John Garita, con 4h 23’39. En mujeres, también victoria para una triatleta local, Yadira Corona, con 5h 50’01.

En categoría popular, el francés Cedric Largajolli fue el más rápido, por delante de los canadienses Ian Jeffrey y Maxime Vicent. En cambio, la mexicana Tiencia James llegó primera en mujeres, superando a la bahameña Anna Zywiolek y a la norteamericana Wolfgang Doerr.

Una prueba que confirma el compromiso del país con el triatlón. Y es que Cuba no solo acogerá la prueba como mínimo hasta 2019 (firmado con la ITU) sino que está previsto que La Habana sea sede en 2018 de una de las citas del circuito mundial de triatlón.

Web del Triatlón de La Habana

Publicidad