Publicidad

Tras varios años de escalada permanente, imparable, el triatleta talaverano ha firmado un 2014 notable. Hasta en cuatro Series Mundiales ha sido el tercer mejor español, solo superado por los intratables Noya y Mola. Alarza ha firmado diversos Top 10 casi por inercia como si fuera fácil, y solo una lesión en la fascia empeñó una gran temporada. La cima está más cerca.

Triunfos en la Copa de Europa de Quarteira y en la Copa de Europa Premium de Banyoles y segunda plaza en el Campeonato del Mundo sub23. No estaba nada mal la carta de resultados de 2013 que presentaba Fernando Alarza de cara al inicio de una nueva temporada. El español lleva ya unos años con la quinta marcha puesta. “Dejé definitivamente el sub23 para centrarme en la élite. Valoro muy positivamente este año, no me esperaba estar tan delante”.

Alarza le dio al play del 2014 en Argentina, en la Copa Panamericana, donde obtuvo la tercera plaza y acompañó en el podio a dos triatletas locales. Un buen test de cara a la primera cita internacional de nivel, aún más lejos de casa, en suelo australiano. Firmó una 7º posición en una Copa del Mundo de Mooloolaba que ganó Mario Mola. De Australia a Nueva Zelanda, donde aún mejoro tres plazas y rozó el podio. En esa carrera se dio un escenario que pasaría a ser habitual a lo largo de la temporada. Hasta en cinco pruebas el talaverano fue el tercer triatleta español mejor clasificado, siempre por detrás de Gómez Noya y Mola, un peldaño por encima. “Si algo destaco e este 2014 es la regularidad de cómo he competido” comenta Alarza, que ha acabado el año entre los 12 mejores triatletas del mundo.

La primavera dio paso a las Series Mundiales, donde en líneas generales Alarza mostró un gran nivel e incluso llegó a conseguir varios Top 10. En la primera de ellas (Auckland), el español se quedó a las puertas de los diez primeros, una barrera que superaría un mes después en Yokohama. Sensaciones positivas que, afortunadamente, se veían reflejadas en los resultados. No fue así en Londres, donde cayó a la 55º posición.

Publicidad

Un buen momento, llegado el verano, para hacer una pausa y variar un poco la rutina. Bajo el paraguas del EC Satrouville, con el escenario del Grand Prix francés y compartiendo equipo con Mola, Alarza ganó por equipos en Valence. Parece ser que le sentó bien ya que en sus dos próximas competiciones firmó excelentes resultados: cuarto en el Campeonato de Europa y quinto en las Series Mundiales de Chicago.

Una gran manera de empezar una segunda parte de año que prometía mucho. Prometía… porque tras dos pruebas discretas en Hamburgo y Estocolmo, Alarza se rompió la fascia del pie en Canadá. Adiós a la temporada pero, eso sí, sin condicionar la pretemporada para 2015, que el talaverano ya ha empezado con más ganas que nunca. “Estoy entrenando cada vez con mayor intensidad y realizando más sesiones. En esta época del año es importante fortalecer”. Alarza arrancará la temporada de WTS en Dubai con un objetivo claro, los Juegos Olímpicos de Río 2016. “Voy a ir a todas las pruebas con clasificación directa a los JJOO”. La cima está cerca, ¡a por ella Fernando!

Foto: ITU

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí