Publicidad

Lance Armstrong cumplió su sanción de 4 años el pasado 24 de agosto y han sido muchas las conjeturas sobre su posible participación en eventos IRONMAN. La empresa, que forma parte del conglomerado de Wanda Sports  se ha mostrado siempre tajante con el dopaje y su entorno y, al parecer, no va a ser ésta una excepción.

IRONMAN ya prohibió la participación en Kona del ex-ciclista americano en 2012 tras conocerse la sentencia y IRONMAN, en tanto que empresa privada, podría haberse saltado las normas de la WADA. Un tajante comunicado de la marca dejaba claro que los casos de dopaje no tenían lugar en su circuito y que iban a trabajar codo con codo con las agencias anti-dopaje.

Andrew Messick CEO de Ironman : “Nuestros eventos son todos internacionales y la prohibición de su participación en IRONMAN  irá más allá del 24 de agosto de 2016”.

Andrew Messick IRONMAN CEO

Si IRONMAN es consecuente con su postura antidopaje no permitiría la participación de Amstrong en tanto que sus eventos son internacionales y la participación en ellos, tanto eventos IRONMAN como IRONMAN 70.3 ofrecen la posibilidad de participar en campeonatos del mundo.

Los antecedentes avalarían esta decisión de apartar a Armstrong del circuito IRONMAN. El caso se dió en 2010 y el protagonista en ese momento fue el ciclista olímpico de BTT Michi Weiss.

Dentro de la IRONMAN Foundation, rama benéfica de la empresa, se destinan importantes esfuerzos para la lucha anti-dopaje e incluso disponen de un programa específico

Publicidad

Al margen de los eventos IRONMAN Lance Amstrong tampoco podrá tener acceso a Campeonatos de carácter internacional como confirmaba la portavoz de la USADA Annie Skinner : “Armstrong no podrá participar en un evento de clasificación para un campeonato mundial o un evento internacional” : De sus palabras deducimos que si Amstrong decide volver a colgarse un dorsal, deberá hacerlo en pruebas locales no tipificadas como internacionales

Publicidad