Publicidad

Jan Frodeno ha realizado una semana probándose a fondo de cara al asalto a su último mundial IRONMAN.

 

Jan Frodeno, que este año será su último año como triatleta profesional, sigue con su mirada puesta en el gran objetivo de la temporada, el Mundial Ironman que se disputará en Niza el próximo mes de septiembre.

Un mundial que, a pesar de ser un tanto atípico al disputarse fuera de Hawaii como ya pasó el año pasado cuando el Mundial Ironman 2021 se disputó en Utah, para el alemán será su último gran baile y donde querrá demostrar al mundo que él también puede ganar un Mundial fuera de la isla. Recordemos que Jan Frodeno ya ha sido 3 veces Campeón del Mundo Ironman (y otras 2 veces Campeón del Mundo en Ironman 70.3) pero que en todas ellas la carrera se disputó en Kona que era como su jardín de casa.

Publicidad

Pues bien, aunque Frodo no es amante de las carreras donde el circuito de bici tiene mucho desnivel y donde incluso rechazó participar en el Mundial Ironman 70.3 2019 que se disputó también en Niza, este año el alemán si estará en la línea de salida de su último Mundial Ironman.

Una carrera a la que le tiene puesto el ojo desde que se anunció Niza como sede del campeonato y donde buscará dar un golpe encima de la mesa y despedirse de la mejor forma posible.

Por ello, está pasada semana hemos podido ver cómo el bueno de Jan se iba hasta Niza para hacer un pequeño Training Camp y recorrer los circuitos del Mundial. Tal y como él mismo explicó en sus redes sociales

He estado haciendo un Training Camp en Niza y probando el circuito y rodando por los recorridos varias veces. He estado chequeando las subidas, las bajadas y viendo e informándome de las zonas más delicadas del mismo”

Además, aprovechó para trabajar con su Canyon Speedmax y probar distintas puestas a punto de la bici. Una bici que utilizó el domingo pasado en el Ironman 70.3 Andorra donde fue de los pocos que optó por la cabra y, a pesar de perder tiempo en las exigentes dos subidas al Col de Ordino respecto a su compatriota Jonas Schomburg, seguro que tomó apuntes de cara a Niza.

Siete días duros para el alemán donde, a pesar de realizar un Training Camps exigente en tierras francesas y conducir durante 8 horas de vuelta a Andorra para disputar el Ironman 70.3, pudo llevarse la victoria en una carrera muy similar a la que se encontrará en septiembre en Niza.

¿Podrá ganar un Mundial Ironman fuera de Kona Jan Frodeno? Una pregunta cuya respuesta la tendremos el próximo mes de septiembre

Publicidad