Publicidad

El cinco veces campeón del mundo y medallista olímpico, Javier Gómez Noya, ha hablado respecto a su pasado, su presente y su futuro en el triatlón.

Al igual para otros grandes nombres de este deporte, como Alistair Brownlee o Jan Frodeno, los últimos años de Javier Gómez Noya están siendo bastante complicados a causa de lesiones o enfermedades que prácticamente no les han permitido competir. A pesar de ello, todos siguen al pie del cañón, trabajando cada día para intentar volver lo antes posible y recuperar su mejor versión.

“He tenido un año complicado con COVID, con una lesión un poco extraña -reacción por estrés en el fémur- que salió ahí de la nada”, ha explicado el Capitán en una reciente entrevista para el medio digital Relevo.

Aun así, después de haber conseguido ya un palmarés inalcanzable para prácticamente todos los triatletas profesionales y todas estas complicaciones, el 5 veces campeón del mundo y medallista olímpico, sigue teniendo objetivos: “todavía tengo ilusión por conseguir cosas en el triatlón. Con la tranquilidad de saber que he hecho más de lo que podía imaginarme y que si me tengo que retirar mañana estaré satisfecho con lo que he conseguido. Pero me sigue motivando preparar carreras del más alto nivel. En larga distancia, creo que todavía no he ofrecido mi mejor versión y creo que mi cuerpo tiene mucho que ofrecer“.

Publicidad

Ahora, ya corriendo como vimos en la 5k de la Media Maratón de Madrid hace tan solo unas semanas, Javi intentará coger esa buena forma que alcanzó justo antes del mundial de IRONMAN de St. George, pero en el que no pudo participar debido al Covid.

Como ya explicó, aprovechando que parece estar libre de lesiones, va a intentar correr un IRONMAN en junio, donde intentará clasificarse para el próximo Campeonato del Mundo de IRONMAN que se celebrará en septiembre en Niza y tendrá la oportunidad de mostrar su mejor versión en la larga distancia.

Publicidad