Publicidad

El reciente ganador del IM Arizona, Joe Skipper, está aprovechando la pretemporada para repartir comida en Deliveroo y después donar todo lo que recaude.

Además de por sus grandes resultados -victoria en IM Gales, victoria en IM Arizona y 5º en Kona-, Joe Skipper dio mucho de lo que hablar esta temporada tras compartir unas capturas de pantalla de una conversación en sus redes sociales, donde dejaba entrever que se estaba planteando no ir a Hawái por el trato de IRONMAN y su alto coste.

Ahora, ha aprovechado una campaña que está realizando junto a la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo, donde el mismo está empleando tiempo de su off season repartiendo comida con su bicicleta y después lo donará a la caridad todo lo que consiga recaudar, para bromear y soltar alguna que otra “pullita” a la World Triathlon Corporation/ IRONMAN.

Son tiempos difíciles, así que esta pretemporada he decidido trabajar como repartidor de Deliveroo. ¡Te puedo asegurar que nadie te llevará la comida a domicilio tan rápido como yo! ¡Contáctame si necesitas que recoja algo!”, escribía el triatleta británico en sus redes.

Publicidad

Mientras, además de invitar a la causa a otros triatletas profesionales, retándolos a ver quien conseguía recaudar más dinero en un turno de 4 h, ha “bromeado” con que esto era culpa de haber estado compitiendo estos últimos años en IRONMAN. “¡Compañero, por eso voy a competir en las pruebas de la Professional Triathletes Organisation el año que viene!”, ha comentado Skipper.

Con este, cada vez son más los/ las triatletas profesionales que están dejando entrever que, sus entrenamientos y objetivos principales en las próximas temporadas, van a ir más enfocados a las pruebas de 100 km de la PTO, debido al trato, repercusión mediática y premios económicos, algo que parece que cada vez escasea más en IRONMAN.

Publicidad