Publicidad

Los estamentos municipales, junto a la organización, han decidido de trasladar la prueba al 25 de octubre

“Se han detectado que más de 1.000 participantes proceden de zonas de riesgo”, ha explicado Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. La última edición de la Maratón de Barcelona contó con la participación de 17.500 corredores.

Publicidad

Barcelona se suma a las maratones de de Roma, con fecha inicial para el 29 de marzo, se ha suspendido, y la de París, que debía celebrarse el 5 de abril, y ha pasado al 18 de octubre.

En las últimas horas se había dado luz verde a la disputa de la Marató, pero la evolución del virus y su propagación ha causado una nueva baja en el calendario deportivo, en el que también se contemplan medidas como partidos sin público.

Igualmente, el calendario de triatlón ya ha llegado a Europa, y con ello, la amenaza de la suspensión de gran parte de las primeras pruebas ITU, a la vez que eventos de IRONMAN y Challenge, que también podrían verse afectados por la crisis del COVID-19.

En el caso de IRONMAN, la primera carrera está prevista para el 5 de abril, el 70.3 de Grecia, y en España caería la segunda cita, con el 70.3 Marbella el día 26 del mismo mes.

Challenge se estrenará antes, si todo sigue igual, el día 29 de marzo en el Challenge Salou, donde la strart list es tremenda. Seguidamente, el Challenge Mogán será la siguiente carrera, el 25 de abril.

Publicidad