Publicidad

El estadounidense encara las semanas de carga más ‘bestias’ de cara a Challange Miami –y al Mundial– con un fin de semana que podría dejar en el sofá a cualquier profesional durante uno o dos días…

Si bien ya habíamos visto entrenamientos de esta talla por parte de Long, sorprende la solidez y las sensaciones que él mismo declara después de estos.

Sábado

“Sobreentrenamiento ocasional”. Así bromeaba uno de los hombres con más carisma de nuestro deporte, jugando con la ironía de un síndrome con el que ya ha flirteado cualquier deportista que base su estructura de entrenamiento en el ‘high volume’.

281km en un total de 7h46h en los que solo ha sumado 1541m de desnivel, por lo que la media de velocidad se ha ido por encima de los 36 km/h. La potencia media ha sido 247w medios, con uno de sus mejores P40′ de siempre, con 406w de potencia normalizada.

Publicidad

¿La nutrición para una salida así? 6 geles (4 sin cafeína x 2 con 50gr) y 3 packs de gominolas, que se suman a la bebida isotónica para carburar durante todo el entreno. Y las benditas paradas en la gasolinera para ese ‘extra punch’ necesario cuando quemas casi 7000 calorías.

Remataba el día con un trote de 8km a 4:03/km.

Domingo

Fondo a pie, con 29km a 3:58/km con 220m de desnivel positivo y 1h de bici regenerativa.

Un 2022 prometedor

Basta con darse un ‘paseo’ por los comentarios de su post de Instagram, para ver a una horda de cracks (Pearson, Geens, Royle…) que queda asombrada con los números que da Long.

El reciente fichaje de Asics y Zoot cierra así otra gran semana de carga con más de 30 horas (en Strava casi nunca carga la natación) en las que el propio Sam reconoce que pasa por momentos físicos y mentales de todo tipo.

Hay que recordar que el subcampeón del mundo de 70.3 se apuntó un maratón entero hace tan solo 7 días… ¿Qué tendrá preparado para el finde que viene?

Publicidad