Publicidad

Mientras la PTO se lleva un tanto contratando a los mejores triatletas, Ironman sigue ganando el partido gracias a las marcas

INTRODUCCIÓN


La batalla entre las dos organizaciones más grandes del mundo de la Media y Larga Distancia del triatlón, con permiso de Challenge Family, está más caliente que nunca.

Publicidad

A la creación de la T100 Triathlon Tour para 2024, las denominadas PTO Series en un principio, Ironman no tardó muchos meses en responder con el invento del Ironman PRO Series para la misma temporada. Una “guerra” entre ambas marcas para liderar el triatlón de Media y Larga distancia que seguro que les hace sacar lo mejor de sí y que, sin duda, va a ayudar a hacer más grande un deporte muy minoritario hasta día de hoy 

EL GOLAZO DE T100 TRIATHLON TOUR


La maniobra de la PTO con las T100 Triathlon Tour ha sido muy hábil aunque muy costosa a la vez. La inversión de tres millones de dólares en contratos con los triatletas más los dos millones de dólares que se repartirán en premios a lo largo de las ocho carreras del T100 Tour, han hecho que los cuarenta mejores triatletas de la Media y Larga distancia se decanten por el evento creado por la PTO. Una decisión cuya consecuencia va a repercutir directamente en Ironman ya que va ver como la startlist de sus carreras tenga una presencia mucho menor de estos grandes triatletas.

Aunque hemos oído a muchos triatletas con contrato de la PTO bajo el brazo anunciar que correrán algunas carreras Ironman como son los Mundiales, su presencia en la franquicia se podrán contar con los dedos de una mano.

LA VENTAJA COMPETITIVA DE IRONMAN 


El objetivo estratégico que marcan el camino a seguir de Ironman y PTO son muy diferentes. Mientras la franquicia Ironman busca ganar dinero con todos los triatletas grupos de edad que se apuntan a sus pruebas, creando pruebas en lugares increíbles y con servicios inigualables “usando” a los triatletas profesionales como principales prescriptores, la PTO busca crear un producto que sea atractivo para venderlo a los medios de comunicación. Dos estrategias diferentes que repercuten positivamente en el crecimiento del triatlón.

Pues bien, independientemente del objetivo empresarial de ambas organizaciones, para las dos, el papel del triatleta profesional tiene un peso importante. Por ello, esta decisión de los mejores triatletas de apostar por la T100 Triathlon Tour ha sido un gran gol de la PTO a Ironman. Un gol que puede servir para recortar distancias con una franquicia Ironman que parte con una ventaja demasiado grande; su prestigio y notoriedad

Y es que la notoriedad que tiene Ironman en el mercado y que se ha ganado durante todos estos años es sumamente superior a cualquier otra. Un hecho que, a pesar de sufrir varios varapalos durante los últimos tiempos, le hace liderar de manera indiscutible el sector y hace que su competencia vaya a necesitar tanto tiempo como inversión para intentar igualarla. 

LAS MARCAS (AÚN) PREFIEREN IRONMAN


Hace pocos días, la triatleta profesional Paula Findlay, en el podcast que tiene con su pareja y también triatleta Eric Lagerstrom, Triathlon Today, confesaba que a pesar de firmar el contrato para estar compitiendo en las T100 Triathlon Tour durante el 2024, también hará alguna que otra carrera Ironman 70.3. El motivo era muy sencillo “todas las marcas que me patrocinan me piden que esté compitiendo en la franquicia Ironman

Y es que tal y como explicaba la canadiense, a pesar de que todas las empresas relacionadas únicamente con el triatlón conocen la PTO, las marcas de ciclismo, natación o carrera a pie en general, aún sólo conocen la marca Ironman. Un hecho que hace que la presencia de todos estos grandes triatletas en carreras Ironman vaya a ser totalmente obligatoria en las próximos años. Una obligación sujeta a que la mayoría de triatletas profesionales necesitan del apoyo y patrocinio de todas estas marcas para poder vivir del triatlón.

Publicidad