Publicidad

Porque os fuisteis de fiesta y no llegasteis a tiempo, o teníais carrera el domingo, o simplemente la cama os tentaba. Si por el motivo que fuera no pudisteis ver la carrera en Kona, os ofrecemos a continuación los triatletas élite que desde Triatletas en Red más destacamos de la carrera que vivimos el sábado.

Jan Frodeno

Sería ofensivo no empezar este repaso de los grandes protagonistas de este año en Kona con el panzer alemán, el auténtico dominador mundial de la distancia. Son varios lo expertos que habían comentado estos meses que quizá se estaba mitificando demasiado a Frodeno. Puede que sí, pero la realidad es que todos los profesionales se preparan para reinar algún día en la meca del triatlón, en Kona, y el alemán lo ha hecho ya dos veces. En dos años consecutivos.

frodo-kienle 2Fue una victoria diferente a la de 2015. Si el año pasado fue a por todas, sin reservar absolutamente nada, este sábado vimos un Frodeno más conservador en bici, guardando fuerzas para el tramo a pie.

Eso no quita que no lo diese todo, ya que le vimos realmente exhausto en línea de meta (como pocas veces le hemos visto). Veremos como evoluciona el alemán en próximas ediciones pero la realidad es que domina el escenario como pocos, sabiéndose superior.

Sebastian Kienle

Hay que agradecerle que volviera a lo grande en Kona, tras estar algo gris el año pasado (8º) y ser campeón en 2014. Este año supo compensar una natación regular con un sector ciclista brillante, donde firmó el segundo mejor parcial y remontó muchísimas posiciones. Es puro placer ver rodar a Kienle sobre su bici.

Publicidad

En la maratón no pudo con su amigo Jan pero lejos de desfondarse, aguantó muy bien la segunda posición. Un tipo simpático y muy regular que siempre está en la lucha. Bravo por él.

Patrick Lange

Con 29 años, era la primera participación de este alemán en Kona. Pero no solo eso… ¡Era el primer Ironman completo que hacía! Lange logró la clasificación en Ironman Texas, en una carrera recortada en el sector ciclista por inundaciones. Lange firmó en Kona el mejor parcial a pie, corriendo la maratón en 2h 39′ y superando como si nada a Hoffman y Boecherer en los kilómetros finales.

Un crono estratosférico que seguramente no sorprendió a los que vieron la carrera de Texas, donde ganó de forma inesperada con una maratón en 2h 40′. Hace ya un tiempo que Lange está en manos del ex campeón del mundo y mítico triatleta Faris Al-Sultan.

Iván Raña

Carrera sufrida de Iván que fue de menos a más y firmó una gran maratón (2h 50′) para terminar 9º. Su lucha en los últimos metros de carrera para superar al sprint a Frederik Van Lierde resumen un poco la carrera del gallego, muy sufrida y peleada.

En Kona no se regala absolutamente nada y este Top 10 hace más justicia al trabajo de Iván, aunque él mismo ha afirmado que lo puede hacer mejor. El ANIMAL volvió a rugir y mostró su inmenso talento en un escenario más que complicado.

Eneko Llanos

Es imposible hacerle un solo reproche al vasco en todos estos años. Lo da todo siempre, con pasión y constancia, y el resultado a veces no le hace justicia. Eneko reconocía en las horas previas que esperaba no volver a tener esos problemas de estómago en la maratón que ya habían aparecido varias veces este año. Por desgracia, el sábado estuvieron presentes. Una carrera muy buena de Eneko hasta el momento, que hizo que se bajase 7º a correr, luego se iría al traste. Acabó 27º (su peor registro en Kona si no contamos los DNF), pero acabó, y eso demuestra su grandeza.

Andy Potts

El norteamericano es sinónimo de regularidad en Kona, carrera que no se le da nada mal. De momento no ha conseguido subirse al podio pero poco le ha faltado. En 2014 fue 4º con 8h 21’38, a un solo minuto del tercero; en 2015 repitió posición y tiempo, con 8h 21’25, esta vez a tres minutos del podio; y por último este año algo más lejos de lo habitual, 11º con 8h 25’35. ¿Qué pasará en 2017?

PowerBar

Daniela Ryf

Servidor quedó más impactado por la carrera de la suiza que por la de Frodeno. Simplemente un recital en Kona como pocos se han visto. Controlando la situación desde el agua, en la bici guardó cartuchos y fue de menos a más, acabando el último tramo ciclista como una auténtica moto (fue la única en bajar de 5h, y de sobras, 4h 52′).

Ya en la maratón, con una ventaja abismal respecto sus perseguidoras, voló para firmar el mejor parcial de carrera a pie (2h 56′). Un tiempo final de 8h 46’46, acabando 31º de la general y firmando un nuevo récord femenino en Hawái, hasta ahora en manos de Mirinda Carfrae con 8h 52’14 de 2013.

Mirinda Carfrae

La australiana también fue de menos a más. Como gran conocedora del circuito, apretó en los puntos clave y fue en la maratón donde sacó a relucir su potencial para acabar segunda. Para Carfrae (mujer de Tim O’Donnell), Kona es como el jardín de su casa, ya que ha terminado 7 veces en el podio (entre ellas 3 títulos). Una de las grandes figuras históricas del triatlón femenino mundial que pese a su edad sigue demostrando su talento.

Saleta Castro

La gallega iba sin ningún tipo de presión, ya que su sueño estaba casi cumplido: poder correr algún día en el Campeonato del Mundo de Hawái. Como ella misma explicó tras la carrera, descubrió cómo de especial es Kona. Y qué duro es. Una natación buena, una bici realmente dura (más que Lanzarote, dice Saleta) y una maratón de supervivencia. El resultado, una 32º posición con 10h 17’50. El sueño está cumplido Saleta, y puedes estar muy orgullosa.

guru 1Gurutze Frades

No fue la carrera deseada para la triatleta vasca, que sufrió problemas de estómago (incluso llegó a vomitar) en la maratón, al igual que su compatriota Eneko. Terminar en sí mismo ya fue un premio, aunque fuese lejos de sus pretensiones, en 33º posición con 10h 18’46 y una maratón en 3h 45’11.

Solo cabe aplaudir muy fuerte a Gurutze, que demostró su tenacidad y fortaleza cuando las cosas no van nada bien. En el día de su debut en Kona, esperemos que te quedes con los buenos recuerdos y, sobre todo, que haya ganas de revancha. En 2017 más y mejor.

Michelle Vesterby

La danesa, al igual que Potts, es un ejemplo de constancia y regularidad en Kona, como demuestran sus resultados desde 2012 en la isla. En su debut en 2012 fue 12º, en 2013 acabó 8º, en 2014 tuvo la única mancha de su trayectoria con un DNF, en 2015 logró ser 4º y este año ha terminado 6º. Así pues, ha rozado el podio varias veces y ha demostrado tener un nivel muy parecido en los tres sectores.

Publicidad