Publicidad

Grandes nombres de la larga se han visto las caras en el IRONMAN de Sudáfrica para luchar por uno de los slots para el próximo mundial.

Con varios inconvenientes de última hora, como la baja por molestias en la cadera del británico Alistair Brownlee, la cabeza principal del cartel de profesionales, o la reducción considerable del segmento de natación por tormenta eléctrica y fuertes vientos, algo ya viene siendo habitual en esta prueba.

Con algo de retraso debido a la modificación de los circuitos de natación, algo que ha beneficiado a los peores nadadores y cambiado las dinámicas de carrera, se lanzaban los triatletas al océano indico para comenzar la lucha por uno de los 4 slots que se iban a repartir.

En hombres, el primero en salir del agua ha sido el suizo Andrea Salvisberg, pero con todos los “peligrosos” como Cameron Wurf, Antony Costes o Leon Chevalier a escasos segundos. Esto le ha permitido a Wurf coger el mando de la carrera desde los primeros kilómetros del segmento ciclista, seguido siempre muy de cerca por Chevalier, algo a lo que no suelen estar acostumbrados.

Publicidad

El segmento de natación en mujeres lo ha liderado una de las grandes favoritas, Fenella Langridge, seguida muy de cerca por Laura Philipp, la gran favorita para la victoria, y una retahíla de posibles aspirantes al podio en menos de 1 minutos por detrás.

A excepción de los primeros kilómetros donde Philipp y Langridge han compartido el liderato, el resto del segmento ciclista lo ha hecho Philipp en solitario, con Langridge, Penny Slater y Justine Mathieux en su caza, pero cada vez con más tiempo perdido.

Tras el segmento ciclista, Chevalier ha liderado la carrera a pie de principio hasta meta sin problemas aparentes y nadie acercándose, lo contrario que le ha ocurrido a Wurf, que a pesar de aguantar en 2ª posición gran parte de la carrera a pie, ha acabado descendiendo hasta la 5ª posición en los kilómetros finales. Mientras el local Bradley Weiss se ha encargado de coger el 2º puesto y el danés Mathias Petersen el 3º.

En las mujeres, el dominio de Laura Philipp hasta llevarse la victoria ha sido total. Con el paso de los kilómetros, el tiempo de ventaja respecto a Fenella no ha dejado de aumentar, llegando a superar los 12 minutos, con Justine Mathieux pisandole los talones.

Al final Langridge ha conseguido mantener la segunda posición, Mathieux ha entrado tercera en meta a tan solo 50 segundos de la británica.

Publicidad