Hoy quiero compartir una reflexión que me ha venido mientras estaba calentando en el rodillo con la música de Zwift cargando de fondo. La cuestión es questas plataformas virtuales que tenemos a nuestra disposición hoy en día son ¿una manera de hacer más ameno el entrenamiento o simplemente son un videojuego en el que ir consiguiendo recompensas?

En primer lugar, tenemos que reconocer que son un incentivo a entrenar ya que en varias plataformas te van dando pequeñas recompensas únicamente por recorrer kilómetros en la aplicación.

Otra de las grandes ventajas de estas plataformas es la interconectividad que dan, de hecho ya hemos visto varios eventos en los que pudimos salir a rodar con nuestros ídolos. Y no sólo ya entrenar con famosos, si no poder salir a rodar con nuestra grupeta sin moverte del salón de tu casa.

Por último, hay que destacar que algunas plataformas tienen ya cargados algunos recorridos de pruebas oficiales, por lo que puedes reconocer el recorrido sin necesidad de tener que desplazarte hasta la ciudad de la competición.

Sin embargo, no todo son ventajas ya que hay una serie de riesgos en las que podemos caer con estas plataformas virtuales.

Uno de los mayores peligros es el sobreentrenamiento, el hecho de que nos den esas pequeñas recompensas y las ganas de querer conseguirlas lo antes posible, puede hacer que en primer lugar que estemos haciendo muchos kilómetros “basura” únicamente para acumular kilómetros y a consecuencia de ello estemos sometiendo a nuestro cuerpo a un entrenamiento excesivo.

Otro de los principales factores a tener en cuenta en el uso de estas plataformas, el ruido que generan bien sea la música que nos pongamos de fondo o la que traiga por defecto la plataforma virtual en cuestión. Esto puede dar lugar a situaciones peliagudas con algún vecino al que no le guste madrugar y mucho menos oirnos jadear a las 7 de la mañana subiendo el Ape D’Huez.

Por último, destacar un riesgo asociado a esa interconectividad de la que hablábamos antes, y es que podamos caer en la tentación de usar algún dopping tecnólogico, pongo un ejemplo el día de mañana el Movistar hace una competición en la plataforma virtual que queráis en la que los 10 primeros van a poder salir a rodar un día con la grupeta del Movistar, la tentación de decir pongo un motor que haga la carrera por mí y tengo el privilegio de salir a rodar un día con todo un equipo ciclista profesional.

Llegados a este punto, ya sólo queda preguntaros ¿cómo véis estas plataformas virtuales?.

 

 

Comentarios

comentarios