Sobrerecuperación ¿MITO o REALIDAD?

0

Recuperar o descansar durante un período demasiado largo llegar a ser tan malo como entrenar demasiado

Después de que acabes tu entreno más exigente, puedes beberte un recovery con proteína en polvo, junto con un puñado de suplementos antioxidantes y antiinflamatorios. Puedes masajearte con la ayuda de un foam, enchufarte tu máquina de electroestimulación, y calzarte las botas de compresión.

A todo esto, puedes recurrir a un baño de crioterapia, con su posterior contraste, visitar a tu fisio de confianza, y porqué no, rematar la jornada con una sesión de acupuntura en tus músculos más cargado.

Si después de hacer todo esto, aún no te tiembla la cuenta corriente, puedes cerrar este post… Bromas aparte, este sería el mejor plan de recuperación que uno puede costearse.


Porque la recuperación es importante, ¿verdad? Sí y no, nos explicamos:

Aunque el cuerpo necesita recuperarse después de un entrenamiento duro o una carrera, es probable que algunos atletas tengan un equilibrio desigual entre la carga de entrenamiento y la recuperación. Vern Gambetta, entrenador de atletismo, definió recientemente esto como “Síndrome de sobre-recuperación”, en el cual un atleta se enfoca tanto en la recuperación que pierde de vista los estímulos de entrenamiento más importantes:

“Me temo que hoy en día, tenemos una generación de atletas con exceso de recuperación y poco entrenamiento, tan conscientes de la carga de entrenamiento que no están trabajando lo suficiente para estimular la adaptación y prevenir lesiones.” A lo que añade, hablándole directamente a los deportistas “Recuerda que después de completar tu sesión, te queda lo más fácil, ¡pero primero debes cumplir con el entreno!”

El fenómeno de la recuperación excesiva es generalizado en el mundo del triatlón. Son muchos los preparadores y entrenadores que convergen en que se le ha brindado un énfasis excesivo a los gadgets de recuperación, y que muchos viven con una obsesión por evitar la fatiga. Además, la recuperación representa un aspecto fundamental para el rendimiento, pero sólo como un método para facilitar el trabajo realmente duro y garantizar que sea eficaz.

Años atrás, los atletas a menudo descuidaban la recuperación. Ahora, cada vez son más los deportistas que se centran en la recuperación más que en el entrenamiento en si. Para que el efecto compensatorio del entrenamiento funcione, es muy importante que nos sobrecarguemos, en cierta medida, ya que no somos profesionales. La recuperación es muy importante, pero solo después de una carga de entreno adecuada.


Un plan de entrenamiento sólido debe seguir los principios de progresión y sobrecarga, con un ciclo de descanso y recuperación. Como señala Gambetta, “Algunas veces el ESF, o Entremiento Sobre Fatiga, es aceptable y necesario para lograr adaptaciones en el deporte. Reprimirse por miedo a ser sobreentrenado puede tener el efecto contrario: un atleta sin entrenamiento que puede no ser capaz de manejar las demandas de un mayor rendimiento.”

“Para mantener un buen equilibrio de trabajo y recuperación, el triatleta y su entrenador deben establecer un plan de entrenamiento adecuado que equilibre a los dos. Cada atleta se recupera a un ritmo ligeramente diferente y es importante que los atletas comprendan sus necesidades específicas de sobrecarga y recuperación. Esto requiere tiempo y experiencia, pero también es un componente importante para ser un buen triatleta y debe ser interiorizado ”.

Eso no quiere decir que los triatletas debamos eliminar la recuperación por completo, pero sí significa que podríamos necesitar una calibración que responda de manera correlativa a las cargas de entrenamiento.

Unas de las síntomas claves de que un atleta puede estar cayendo preso del síndrome de sobre-recuperación, es que quieran parar el entreno al primer signo de cansancio, y quizás lo más importante, ver la fatiga aguda como una señal de que algo va mal.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Roger Manyà

1998. Triatleta & Comunicación