El lituano Aleksandr Sorokin se llevó por segunda vez el campeonato del mundo de 24h, recorriendo una distancia de 301,79km

Ponemos en contexto

¿Os podéis imaginar lo que supone correr 30 carreras de 10km seguidas en 47:00, sin descanso? Pues eso es lo que Sorokin acaba de conseguir hacer en 24 horas en el que ha sido su segundo oro en la disciplina más ‘bestia’ de la ultradistancia.

Taiwán fue el escenario de la prueba, dónde el español Kiko Martínez fue 4º con 282,06km (5:06/km), en un evento que reunió a más de 200 especialistas en el formato. Los números de la sesión que Sorokin ha colgado en su Strava son de miedo. Pulso medio de 122 latidos por minuto, una cadencia de 177 pasos y un ritmo medio infernal hasta el km 200, dónde el ritmo medio estaba por debajo de los 4:30/km. Los 100km finales son una prueba de supervivencia, dónde podríamos decir que gana ‘el que peta menos’.

Nadie puede con Sorokin

El hombre que presume de que en 2012 pesaba 100kg, pone la guinda a un 2023 espectacular, dónde hace apenas 6 meses batió el récord del mundo de 100km que él mismo ostentaba. Aquél día el titán lituano empleó solo 6:05:35 para ‘volar’ a una media de 3:39/km. Y es que estamos ante un portento físico, ya que en la preparación para el asalto a la plusmarca de la centena, el campeón del mundo corrió el Maratón de Sevilla en 2h25 (con un paso de media maratón en 1h11′). Otra marca a destacar es su 15:29 en 5k, por lo que es capaz de rendir en todos los rangos del fondo.

¿Cómo es la semana de carga para atacar un mundial que dura un día entero?

Revisando el Strava del atleta de Nike, podemos deducir a grandes rasgos que se trata de un deportista singular. Algunas semanas de entrenamiento se basan simplemente en una o dos salidas de más de 40km, dónde se incluyen series largas y trabajo específico. No en vano, la regularidad es un factor clave en la ultradistancia, y Sorokin se mantiene activo, almenos, en 48 de lasa 52 semanas que tenemos al año. Algo que nos da que pensar que el bueno de Aleksandr puede que hasta ni cargue todos sus entrenos a la app naranja.

Al grano. A principios de octubre arrancó la preparación específica para este evento, en la  que ha combinado los rodajes junto con sesiones de ciclismo, natación y el trabajo de gimnasio. 5 semanas de progresión, con un microciclo final que consistió en:

  • Lunes doble sesión: “rodaje de recuperación” de 30km a 4:14/km por la mañana + 14km a 4:40 por la tarde (el día antes venía de un rodaje de 60km a 4:17/km)
  • Miércoles doble sesión: 50km a 4:10/km + 10km suaves a 4:50 por la tarde
  • Sábado 50km a 4:05/km
  • Domingo 70km a 4:10/km

En total, 224km y casi 16 horas de entrenamiento, para empezar un tapering que duró otras 4 semanas hasta el día D.

La proeza en detalle aquí para acceder directamente a la actividad de las 24h.