El estudio realizado junto a la Universidad de Stanford, ”Impacts of COVID-19 on Professional Athletes” analiza las respuestas de 131 atletas profesionales de los Estados Unidos y los cambios físicos, mentales y financieros que ha supuesto esta crisis

Como cualquier otro trabajador, los deportistas profesionales se han visto terriblemente afectados por la pandemia.

Ya nos lo comentaba Fernando Alarza en su entrevista, cuando explicaba que triatletas de su talla, podrían llegar a perder hasta el 60% de los ingresos que tendrían en una temporada normal. Un desbarajuste que no tan solo afecta a la cartera, sino que además, se traslada al aspecto psicológico, que repercute de inmediato en el rendimiento físico.

Si bien el estudio revela cambios sustanciales en el comportamiento, incluyendo cambios drásticos en los horarios de entrenamiento, también destaca la perseverancia y resistencia de la comunidad atlética profesional durante uno de los períodos más complicados de la historia moderna.

De eso mismo nos habla el estudio publicado entre Strava y la Leland Stanford Junior University, centrándose en 3 aspectos clave:

Salud mental:

    • 1 de cada 5 atletas reportó dificultades para hacer ejercicio relacionadas con la salud mental, la motivación y el COVID-19 
    • Antes de las restricciones del COVID-19, solo el 3.9% de los atletas aseguraron sentirse deprimidos más de la mitad de los días de la semana comparado con el 22.5% durante las restricciones del COVID-19: un incremento de x5.8.
    • Antes de las restricciones de COVID-19, el 4.7% de los atletas reportaron sentirse nerviosos/ansiosos más de la mitad de los días de la semana comparado con el 27.9% durante las restricciones de COVID-19, un incremento de x5.9

Economía:

    • El 71% de los atletas encuestados están preocupados sobre recibir compensación financiera por sus actividades deportivas durante las restricciones del COVID-19 

Hábitos

  • El 31% de los atletas informó de que había aumentado la duración de sus sesiones de entrenamiento durante el período de la encuesta
  • El 17% de los atletas informó de que había aumentado la intensidad de las sesiones de entrenamiento durante el período de la encuesta
  • Los datos de actividad de Strava indican que los atletas profesionales hacían ejercicio durante 92 minutos al día en promedio antes de las restricciones de COVID-19, y 103 minutos al día durante las restricciones de COVID-19

“El estudio muestra que el COVID-19 ha tenido amplios efectos en la comunidad deportiva, especialmente en lo que se refiere a la salud mental”, explica la Dra. Megan Roche, investigadora clínica y candidata al doctorado en epidemiología de la Universidad de Stanford.

El autor principal, profesor de Stanford y médico de medicina deportiva, el Dr. Michael Fredericson, añade: “Los resultados de este estudio ayudarán a guiar nuestro enfoque para maximizar la salud en los atletas de élite de todo el país durante este tiempo sin precedentes”.

“Atletas de todos los niveles confían en su perseverancia para alcanzar sus objetivos y aprecio la franqueza de los atletas de élite que participaron y están demostrando a otros atletas que no están solos en su adversidad. Incluso en este año extraordinariamente difícil está claro que la comunidad atlética sigue esforzándose”, explica Michael Horvath, CEO de Strava. 

Puedes descargar un resumen de los resultados completos aquí.  

Comentarios

comentarios