Publicidad
El catalán ultima su puesta a punto para el gran objetivo de la temporada, el EmbrunMan, con la disputa del Oravaman. El triatlón, de media distancia, se disputa en Zuberec (Eslovaquia) y cuenta con unas características muy parecidas a las del EmbrunMan, con desnivel y recorridos exigentes. Zamora parte como gran favorito para llevarse el triunfo.

Tras varios meses de mucha carga, con entrenos eternos y un desgaste físico y psicológico máximo, llega el momento crucial de la temporada para Marcel Zamora. El catalán busca un hito que de producirse resultaría histórico para el triatlón: cinco victorias consecutivas en una prueba tan compleja y exigente, una de las más duras del mundo, como es EmbrunMan. Una manita en Francia que haría compañía a otra ya conseguida: la de las cinco victorias en el Ironman de Niza. Zamora acumula un palmarés envidiable, con victorias en el EmbrunMan en 2009, 2010, 2012 y 2013. En caso de conseguir la victoria el próximo 15 de agosto igualaría al francés Yves Cordier, el único con 5 triunfos en su haber. El catalán nunca ha escondido que su sueño es llegar a las 6 victorias y convertirse así en el hombre récord del gran triatlón de los Alpes.

Para ello, Zamora realizará mañana un penúltimo test a nivel de competición antes de la gran cita. Será en un triatlón poco conocido para el público en general, Oravaman, pero con unas características muy parecidas a las que se encontrará dentro de un mes y que tiene lugar en los alrededores de la bonita población de Zuberec, al norte de Eslovaquia. Sin duda, donde más parecidos va a encontrar el catalán con respecto al EmbrunMan es en el sector ciclista y en la carrera a pie. Una vez superados los 2 quilómetros de natación, los participantes se enfrentarán a un circuito en bici de 90 quilómetros con una elevación total en el recorrido de 2.000 metros, con varias subidas al 12% y unos últimos 5 quilómetros de subida media al 7,4%. Por último, en la media maratón de carrera a pie, a los triatletas les espera un circuito ‘rompepiernas’ en medio de un entorno natural donde solo los primeros 2,5 quilómetros acumulan 520 metros de elevación.

Sin duda un buen test para las piernas de Zamora, que es el claro favorito a llevarse el triunfo. Junto al catalán participará el también triatleta de Compressport, Fernando Gómez. En la edición de 2013, el primer puesto se lo llevó Tomas Jurkovic con un tiempo de 3h17:39. Oravaman cuenta siempre con una alta participación de triatletas locales y de los países vecinos, como República Checa o Polonia.

Tras esta cita, Zamora competirá también en el triatlón Alpe d’Huez (finales de julio), la última ocasión para probarse. Una prueba también exigente en un escenario muy parecido al del EmbrunMan.

Publicidad

Zamora lleva dos resultados significativos esta temporada: la victoria en el Extreme Man Salou, donde ganó con 11 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, y el IM de Brasil, donde acabó tercero y quejándose abiertamente de la organización en su blog.

@Davidgimenez10

Foto: topbici.es

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí