Publicidad
Si hablamos de Saleta Castro muchos la relacionamos directamente con el éxito y sus ya muchas y meritorias gestas deportivas. Hoy queremos conocer un poco más a la triATLETA gallega y a la persona que hay detrás del dorsal.

Tenemos a una Saleta contrastada y valorada en la élite del triatlón nacional e internacional pero, ¿Cuáles son tus orígenes? ¿recuerdas tus primeros pasos hacia esta exitosa carrera? ¿Algunos nombres de los que tengas un buen recuerdo de esa primera etapa?

Empecé a competir a los 9 años en Salvamento acuático, competía en piscina y también en aguas abiertas, donde se compaginaba la natación con pruebas de carrera y combinadas. Desde los 9 a los 13 años compaginé esto con el atletismo y la natación.

A los 13 años mi entrenador de aquella David García me dijo que probará en triatlón ya que parecía el deporte perfecto para mí, no se equivocó y a él le debo casi todo. Desde pequeña me inculcó valores muy importantes como la responsabilidad, el sacrificio, la constancia y el compañerismo.

 Al poco conocí a José Manuel Cruces (uno de los triatletas más reconocidos de Galicia) quien me ayudó en todo llevándome con él a mi 1er triatlón en Ribadeo en el 2001. Después de ese triatlón distancia sprint, entré en el CGTD(centro gallego de tecnificación deportiva) y ahí me formé académicamente y deportivamente hasta ahora. Gracias al apoyo de la Federación Gallega de Triatlón y a mis entrenadores: Leandro Bergantiños, Omar González y mi actual entrenador Luis Piña. Sin olvidarme de mi familia claro, que siempre están a mi lado vaya donde vaya.

Publicidad

Han pasado un tiempo de tus primeros pasos en categoria juvenil. ¿imáginabas un currículum como el que presentas 10 años después?

Desde pequeña estoy acostumbrada a destacar, no porque sea la mejor si no porque siempre fui muy perseverante, constante y sacrificada, esto es un deporte de resistencia al final estas 3 cosas son casi las más importantes. Puede que no me imaginará todo mi curriculum pero sí , luchaba día a día (y lo sigo haciendo) por conseguirlo y siempre se puede más.

¿Qué significa el triatlón para Saleta Castro?

Siempre tuve claro que el deporte tenía que ser mi vida. El triatlón no solo es el deporte que práctico es mi estilo de vida y no lo cambio por nada. Es el camino que yo escogí y cada día lo tengo más claro. Estoy donde quiero estar.

¿Cómo ves este auge de pruebas triátleticas y deportistas debutantes en los últimos años?

En los últimos años hemos crecido muchísimo y cada vez hay más pruebas populares, pruebas más cortas para la gente que se quiere iniciar. Esto es muy positivo ya que siendo un deporte minoritario que nadie conocía de repente está siendo el deporte de moda (esperemos que no solo sea una moda) cada vez se trabaja más con las categorías menores y ya hay escuelas en casi todos lados o clubes con sus respectivos entrenadores, haciendo de esta manera un buen trabajo desde la base.

También los hay que debutan en triatlón en un Ironman o en un medio Ironman son pruebas de pura resistencia, de muchas horas de competición, yo animaría a la gente que se iniciará en algo corto y divertido. El triatlón ya no es de superhombres ni supermujeres es un deporte para todos.

¿Podrías compartir con nuestros lectores algún momento único o especialmente emotivo para ti?

Hay muchos pero me quedo con la llegada a meta del Ironman de Lanzarote este año,  uno de mis sueños cumplidos, con mi familia y amigos esperándome allí.  Más que ganar siempre quise hacer uno y desde que fui a Lanzarote por primera vez, hace casi dos años, dije que allí sería mi debut y así fue. Y a pesar de bajarme 2ª a correr, lo único que quería era disfrutar de mi experiencia, vivirla al máximo y conseguir uno de mis sueños ser finisher. Sin duda el momento más emotivo y feliz.

¿Cuáles son los sacrificios más grandes a los que obliga ser una deportista de élite? ¿Echas de menos algo de la vida del  deportista “popular”?

No echo de menos nada es la vida que conozco desde los 13 años, pero sí, a veces me gustaría hacer otras cosas y las hago  y otras pues… la respuesta es ‘’tengo que entrenar, no puedo’’ .  Pero suelo organizarme bien y hay tiempo para todo.  Soy una persona muy activa y me gusta practicar otros deportes y dependiendo de la época se puede o no se puede.

No me gusta salir por la noche (eso es algo de siempre) y soy muy de estar por casa así que todo perfecto.

¿Dónde podemos encontrar a Saleta Castro cuando quiere “desconectar” del mundo?

En la playa o en la montaña pero siempre en mi tierra en GALICIA.

Podrías compartir tus mejores lugares para entrenar las diferentes disciplinas

La natación en piscina en Mataró, allí tienen una piscina de 50m descubierta, al lado mismo del mar y me encanta.

En aguas abiertas para entrenar con neopreno en Pontevedra en Verducido, es un embalse pequeñito con una pista de piragüismo donde hay una línea de 1000m con boyas cada 25m, además el agua no suele estar nada fría.

La bicicleta en Lanzarote,  sus carreteras son duras y el viento las hace todavía más difíciles, ideal para ponerse fuerte, el paisaje es inigualable y  hay muy buen ambiente para entrenar.

La carrera a pie, en Pontevedra (mi casa) lo tenemos todo, parques de tierra medidos, pista de atletismo al lado y monte por todos lados para rodajes largos.

Para despedirnos, ¿te queda algún sueño por cumplir? ¿Dónde veremos a Saleta Castro en 2013?

Siempre quedan sueños por cumplir para eso están para cumplirlos y seguir soñando. Mi sueño es ir al Ironman de Hawai como PRO es un sueño realmente difícil pero por eso es un sueño.

En 2013 correré dos Ironmans aun no se cuales, un par de 70.3 aquí en Europa y el Sailfish de Berga prueba que aconsejo a todo el mundo.

Web Oficial
@Saletacastro

Publicidad