Publicidad
imagen de blogspot.com i wordpress.com
“Incluso aunque estés callado, tu cuerpo habla” —Frederic W. Platt. Una de las causas más comunes de cualquier lesión en la practica deportiva, sobretodo de deportes de resistencia, viene dada por la poca conciencia corporal que tenemos.

Una buena conciencia corporal podría evitar muchas lesiones y mejorar nuestro rendimiento. Si prestamos atención en como caminamos, corremos, apoyamos el pie, como nuestras rodillas articulan en el pedaleo, o como es nuestra brazada en la natación, tendremos más control corporal y descubriremos nuestros puntos débiles que podremos tratar de distintas formas. Uno de los deportes que provoca más lesiones es el running, por su alto impacto articular.

También es importante tener presente como trabaja nuestra musculatura. Cuanta gente tiene mas tonificada una pierna que la otra?, es importante aprender a valorar si nuestro cuerpo trabaja de forma armónica y equilibrada, en ambos lados.

No solo nos lesionamos haciendo deporte sino que las tensiones, nos pueden coger por sorpresa también.

Muchos deportistas ya saben como evitar lesiones mediante los planes de entrenamiento, el descanso, la alimentación, el calzado,… pero se trata de prevenir mediante la higiene postural, observarse y rectificar los vicios posturales que día a día vamos adquiriendo. Escuchar el cuerpo incluyendo días de descanso y controlando cualquier signo de lesión. El dolor es un indicador de lesión real o potencial y si se ignora puede resultar en lesiones más graves. Las malas posturas adquiridas de forma inconsciente pueden provocarnos, como he dicho, lesiones en el futuro y molestias en el presente que se pueden evitar con tan sólo aprender unas pautas a la hora de utilizar nuestro cuerpo.

Publicidad

Con la técnica Alexander, el método Feldenkrais, ioga, pilates, rpg,… se puede mejorar la comodidad del deportista, se puede prevenir el estrés y eliminar la tensión muscular. Sin querer, bloqueamos nuestras articulaciones, frenando nuestros movimientos, con lo que consumimos el doble de energía: la del esfuerzo de bloquear y la del esfuerzo de desbloquear, con varios ejercicios ayudamos a mover mejor el cuerpo y a sentirse más ligero, eliminando las tensiones sobrantes.El campo de actuación de estas técnicas son los hábitos adquiridos, por lo que se enseña a realizar una observación global del cuerpo por parte del usuario para que notemos cuándo estamos ejerciendo tensiones para poder evitarlas.

@Ariadna_Coll
Espacio de Ariadna

Publicidad