Publicidad

El tomellosero nos atiende en exclusiva horas después de conquistar su segundo Campeonato de Europa de triatlón Media Distancia.

Hablar de Antonio Benito es hablar de uno de los mejores españoles en Media Distancia y este mismo sábado demostró en Coimbra el porqué. Sin embargo, ese oro en cuya previa ya era uno de los principales favoritos a hacerse con él, no ha sido nada sencillo de conseguir.

“NO TUVE MI MEJOR DÍA EN LA NATACIÓN”


Tal y como nos cuenta, Benito no empezó con buen pie la prueba. “En la natación no tuve mi mejor día. Me quedé cortado de cabeza de carrera ya en la salida e iba súper atrás. Poco a poco fui remontando, pero la verdad que no tenía mucho gas”.

Publicidad

Unas sensaciones y situación de carrera que mejoró en el segmento de bicicleta en el que pudo engancharse al grupo delantero desde el principio, y en el que tal y como nos revela el ritmo “no era muy exigente”. Un hecho que provocó que en la última vuelta el pelotón engordará con la entrada de nombres como Fernando Zorrilla, Carlos Oliver u otros y el número de triatletas que se bajó a correr juntos fuera cuantioso.

“HASTA LOS ÚLTIMOS 200 METROS DUDÉ SI PODÍA GANAR O NO”


De la calma relativa en la bicicleta, a una media maratón destructiva. Bajo su punto de vista fue “carrera a pie fue muy muy dura”. No obstante, el campeón de Europa confiesa que “la disfruté muchísimo por la cantidad de ataques que hubo y el ritmo que llevábamos”. Una gozosa contradicción en la que Benito fue viendo como a uno sus rivales iban quedándose en el camino hasta resistir en un mano a mano con el portugués Alexandre Nobre. A pesar de ello, el del Cidade de Lugo Fluvial admite que “hasta los últimos 200 metros dudé si podía ganar o no”, peor lo que nunca flaqueó fue su confianza y en su mente solo tenía un pensamiento “vamos a intentar llegar al sprint y ganar”.

Así sucedió y dos años después del oro en Bilbao 2022, suma el oro en Coimbra. Un logro en el Campeonato de Europa de Media Distancia del que se encuentra “muy contento de repetir, porque siempre hace ilusión”.

Un éxito que le hace “muy feliz” haberlo compartido con sus compañeros de selección, pues detalla tienen un “ambiente brutal” y amplía ese sentimiento al añadir lo siguiente: “Venimos a competir, pero yo creo que también disfrutamos mucho de juntarnos”.

PRÓXIMA PARADA: VITORIA-GASTEIZ


Con la mochila cargada de recuerdos lusos y el oro europeo, Antonio Benito nos reconoce que ya pone su foco en su siguiente objetivo: el Ironman de Vitoria dentro de tres semanas. Al que desde aquí, deseamos mucha suerte.

Publicidad