Publicidad

Charlamos con la subcampeona y bronce europeo de triatlón Media Distancia sobre la carrera de Coimbra, sus éxitos y lo que les ha aportado vivir esta experiencia concentradas con la selección española.

Marta Sánchez y Laura Gómez fueron las últimas en sumar medallas en el casillero español del Campeonato de Europa Multideporte disputado a lo largo de los pasados diez días en Coimbra.

LOS CONTRATIEMPOS PREVIOS A LA PRUEBA


Acostumbradas a verse en las carreras nacionales, esta vez lo hicieron vistiendo el tritraje de la Triamarda, una situación poco habitual para ambas y en la que tal y como descubriremos, fue un plan inesperado para una de ellas. Y a la que ambas acudían con cierta incertidumbre respecto a lo que podían esperar de su cuerpo. Sánchez nos confiesa que en los días precios “había tenido días muy dispares entrenando, pero después en carrera me sentí bien”. Por su parte, Gómez había tenido que superar una bronquitis de la que todavía tenía algunas secuelas.

Publicidad

GRATAMENTE SORPRENDIDAS EN UNA NATACIÓN “ATÍPICA”


A pesar de sus circunstancias, las dos fueron protagonistas de la carrera desde que esta dio su pistoletazo de salida en el río Mondego. En el caso de Marta Sánchez, fue la primera en emerger de sus aguas con una valiosa renta cercana al minuto. Una situación que según nos cuenta “no pensé que abriría un hueco sola”, mientras que Laura Gómez hizo una de las nataciones de su vida. Un progreso que le permitió nadar en el grupo perseguidor de cuatro en lo que ella ha calificado como una situación “atípica”, pero que le garantizó estar en carrera desde el principio.

“EN LA BICI CREÍ QUE SE ME ESFUMABA LA CARRERA”


De la natación a un segmento ciclista que las dos catalanas vivieron de forma completamente diferentes.

En cabeza, Marta pedaleaba con la intención de sostener su renta y lo consiguió, aunque vio como “en cada una de las cuatro vueltas me fueron bajando los watios”. A sus espaldas, y en plena persecución, una Laura que en las dos primeras vueltas intentó “estirar al máximo el grupo”, pero tras un instante de duda estuvo a punto de rendirse al ver que se le “esfumaba la carrera” porque como prosigue en su explicación vio que “Marta en esos momentos abría hueco, el grupo era muy numeroso y no recibía colaboración”.

Una situación que cambió cuando la polaca Marta Lagownik entró al relevo y pudieron “apretar un poco más”. Lo que se tradujo en una reducción de las unidades y del tiempo que les separaba de Sánchez. Sin embargo, fue en esos kilómetros cuando los últimos resquicios de la bronquitis hicieron su aparición y tal y como nos relata Gómez “Estaba ahí peleando, aun arrastrando un poco de mocos. No me acababa de encontrar del todo bien, era un circuito totalmente llano, y al final me ha costado un poco, pero estaba luchando y peleando por el podio así que tenía que estar enfocada para lo que venía”.

LA BATALLA ENTRE EL CUERPO Y LA MENTE:  “HE LUCHADO HASTA EL FINAL”


Y de la bici a una carrera a pie en la que Marta tenía claro que el oro iba a ser sumamente complicado de conseguir a pesar de partir con ventaja, pero sí sabía que tenía en su mano el podio. Así nos lo ha plasmado: “Sabía que la renta sería insuficiente con Lagownik porque en sus últimas carreras había corrido a pie muy rápido, pero tenía confianza para intentar salvar el podio. Aunque hasta el final una no se puede despistar y hay que lucharlo”.

La que venía por detrás era Laura que a su vez estaba amenazada por sus perseguidoras “Veía como poco a poco me abrían distancia por delante y como por detrás se estaba corriendo muy rápido y venían tanto Sandrini como Alberdi apretando fuerte y he tenido que hacer un 5k sacando fuerzas de donde podía, pensando más en la zancada, en tirar de brazos, de donde podía para no perder ese tercer puesto” y al mismo tiempo se veía acuciada por el factor mental.

Un aspecto de cuya gestión Gómez se muestra totalmente satisfecha: “Estoy super contenta de cómo lo he podido gestionar, cómo he luchado en ese tercer sector contra mi cabeza, con los fantasmas que a veces aparecen y cómo he gestionado la situación de carrera que se ha dado”.

SATISFECHAS CON EL PODIO


Al final, como todos ya conocemos, Marta Sánchez se hizo con el subcampeonato y Laura Gómez con la medalla de bronce.

Un logro al que la primera ve como un éxito “ventajoso” que le conduce a otros objetivos mayores “Con este segundo puesto me he clasificado para el mundial en Pontevedra del año que viene y es una carrera que me gustaría disputar”.

La segunda afirma que un podio europeo “siempre deja un buen sabor de boca”. Especialmente, cuando según nos cuenta era Pamplona y no Coimbra donde tenía fijado el punto y final de la primera parte de la temporada. Pues fue la victoria en el Campeonato de España disputado en la capital navarra en mayo la que le granjeó su billete al Campeonato de Europa. Una Gómez brutalmente honesta nos confiesa que el bronce “Ha sido como un regalo. No esperaba nada y se me dio la oportunidad y la he aprovechado muy bien”.

CON LOS COMPAÑEROS SIEMPRE APRENDES ALGUNA COSA Y TODO ES DIFERENTE


Una oportunidad que ambas han compartido rodeadas de compañeros de selección, a diferencia de lo que suele ser habitual en sus rutinas. Un cambio y experiencia que las dos triatletas han valorado muy positivamente.

Sánchez nos comenta que estar en grupo “Ha hecho todo mucho más ameno y han hecho desaparecer esos días previos de horas muertas y darle muchas vueltas a la cabeza”.

A lo que Gómez añade que “Al estar convocados unos días antes, el ambiente que se genera en las sobremesas, cenas, en el reconocimiento al circuito, etcétera, hace de estas unas carreras totalmente distintas a cuando tú vas por libre y al final eso enriquece momentos” y continúa su argumentación refiriéndose a los puntos que pueden compartir y debatir como deportistas en esos encuentros “Todo el mundo tiene mismas inquietudes o diferentes maneras de ver las carreras y de compartir las cosas. Vamos viendo diferentes maneras, pero todos tenemos lo mismo en común y eso al final ves que no estás sola haciendo este camino, este estilo de vida”. Sánchez concuerda y en la misma tónica afirma “Siempre aprendes alguna cosa que otra, porque cada uno tiene su propio hasta llegar aquí”.

Finalmente, Gómez concluye poniendo en relieve la importancia de hacer piña en un deporte de estas características “Como deporte minoritario y con pocos recuerdos, al final compartirlo con ellos es lo que realmente nos hace seguir a todos” y se muestra agradecida para con la federación y sus compañeros “Yo lo valoro mucho, esto suma para experiencias y les estoy muy agradecida por los días y experiencias que hemos vivido en Coimbra”.

Ahora, y después de este éxito continental, tanto Marta Sánchez como Laura Gómez ya se preparan para planificar y afrontar la segunda parte de la temporada.

Publicidad