Publicidad

La mejora de las zapatillas con suela de carbono lleva meses y meses a debate. La Universidad de Cornell ha publicado un estudio de hasta que punto hacen más rápido a un atleta de maratón las Vaporfly, las Next% o las Alphafly de Nike

Vaporfly. Contigo empezó todo. Hace 3 años que el romance entre Nike y los récords parece no tener fin. Con el permiso de Adidas, que parece estar intentando plantar cara, la mayoría de marcas siguen por detrás en términos de tecnología y marketing.

Ese mismo 2017, se publicaba el estudio de Sports Medicine -revisado en mayo de 2020-, en el que se determinó que la mejora de estas zapatillas se estimaba en un 4%, de ahí el famoso nombre que se apropió la marca del Swoosh.

El NYTimes también publicó un extenso análisis, más centrado en el corredor popular, que llegó a determinar que esa mejora podía ser igualmente tangible si los atletas que las calzaban no tenían la mejor técnica de carrera, ya que el principio de estos modelos se basa en la mejora de la economía de carrera, que se traduce a la vez con un menor daño muscular.

Publicidad

Desde ese momento, las estos modelos han despertado afección y deprecio a partes iguales. Los que están a favor de la evolución, los románticos del pasado y aquellos que abogan por que sea cuál sea la mejora que ofrecen, deben de ser reguladas.

Por ello, Joseph Guinness, Debasmita Bhattacharya, Jenny Chen, Maximillian Chen y Angela Loh de la Universidad de Cornell han querido determinar de manera exacta en cuantos segundos puede estar la mejora, utilizando los datos de los atletas Nike entre 2015 y 2019 (el año dónde Kipchoge corrió en menos de 2h los 42.195m en Viena)

Los deportistas tomados como referencia tenían un nivel alto o élite, en el caso de los hombre las marca media fue de 2:45h para las mujeres y de 2:24h para los hombres.

Como era de esperar, los resultados fueron abrumadores. Entre 1,2 y 4 minutos mejores para las mujeres (entre 1” y 6” por kilómetro más rápido) 2,1 y 4,1 minutos en la muestra de los hombres (entre 2” y 6”/km).

Fuente: Runner’s World

Publicidad