Publicidad

Tras quedar fuera de Kona este año, el triatleta catalán vuelve a la carga y sumó una segunda posición en una prueba clásica de la media distancia como ExtremeMan Narbonne.

Hace apenas dos semanas que Víctor Del Corral se quedó a las puertas de poder correr el Campeonato del Mundo Ironman de Kona del próximo octubre y, lejos de fustigarse, el catalán ya ha vuelto a arrancar. Los primeros objetivos camino a Kona 2017 están marcados y muy próximos.

victVíctor acabó segundo en una prueba francesa donde tuvo serias opciones de conseguir la victoria, algo que de hecho ya hizo en 2013. Fue una carrera dura, de entrada, por el calor, algo de lo que Víctor no estaba acostumbrado últimamente ya que en su última cita, Ironman Mont Tremblant, sufrió condiciones radicalmente distintas, de frío y lluvia.

En cambio, unos asfixiantes 35º grados acompañaron a los triatletas en Narbonne en una prueba que empezó bien para él, saliendo 3º del agua “perdiendo un tiempo razonable con los 2 primeros”, según comenta él mismo. En bici hizo un buen sector aunque el hecho de perder un bidón provocó que llegara muy seco a la T2, bajándose 2º a 2′ del primero.

Ya en la carrera a pie, con mucho calor, Víctor tuvo que pararse a cada avituallamiento y pese a ir primero, en la segunda vuelta sufrió un calambre en el abductor que le obligó a parar un rato a estirar. Un rato que le costó la primera plaza.

Publicidad

“Contento con el resultado y las sensaciones, ahora toca volver a entrenar unos días y prepararnos bien para el calor de Club La Santa Ironman 70.3 Lanzarote y IRONMAN Barcelona” explicó el campeón en redes sociales.

jdcknjr

compressport-700x100

Publicidad