Publicidad

Este pasado domingo 12 de Abril estuvimos rodando en la marcha cicloturista Rutes del Montseny. Esta marcha, en su trigésimo quinta edición ha sido fiel a su buen hacer y ha repetido el éxito de las pasadas ediciones.

Aunque temprana en la temporada del cricuito de cicloturistas, Rutes del Montseny ofrece un solo recorrido de 156km con 2680m de desnivel positivo acumulado por uno de los parajes naturales más bonitos de Cataluña, el parque natural del Montseny. El día acompañaba perfectamente con un cielo despejado y soleado, sin excesivo calor, que se agradece para poder disfrutar sobre la bici.

El recorrido sale de Granollers, y dejando la ciudad en continua subida a través de una zona de campos de cultivo, llega a los pies del Montseny, y nos dirige hacia uno de los puertos más largos de Catalunya, la subida a Santa Fe – Sant Marçal desde Sant Celoni, con una longitud de casi 23,8km y un desnivel de 1145m d+ con un promedio del 4,81%. La dificultad de este puerto radica en su longitud, y por eso es considerado un puerto de categoría especial (HC). Durante todo este tramo pudimos comprobar la presencia de corredores de la mayoría de grandes clubs de Catalunya. Compartimos subida con componentes de Fast-Triatlon, Essencial Triatló, Absolut Sport y Triatló Picornell. Incluso algunos de ellos los vimos subir con la cabra hasta la cima, lo cual demuestra las ventajas de estas marchas para los entrenos de los atletas que compiten en media y larga distancia (en la mayoría de los casos oímos hablar de la Ironcat, Ironmans de Suiza, e incluso de Embrunman).

 A continuación y tras una bajada prolongada nos dirigimos hacia Seva, por un tramo de falso llano y subida suave, antes de atacar el segundo puerto de la marcha, el Collformic. Este puerto con una distancia de 15,4km, más corto que el anterior, pero aun así complicado, con un desnivel medio del 5.3% y 815m de desnivel, completaban la mayor parte de la subida del recorrido.

Una vez coronado el puerto, el recorrido nos llevaba de vuelta a una zona baja, y camino de la meta, en Granollers, llaneando contra el viento (siempre presente en esta zona) se hacían necesarios los relevos con los compañeros de trayecto, donde volvieron a aparecer triatletas del Jovent 79, y del Absolut Sport para ayudarnos.

Publicidad

Una vez cruzada la meta, saludos y gracias a todos los que nos ayudamos mutuamente en el recorrido, que es lo que hace tan agradable participar en estas marchas no competitivas, y sobre todo dar las gracias a la organización una vez más, por un fantástico recorrido, unos voluntarios señalizando las zonas complicadas y unos avituallamientos muy completos en los que se atendía a los participantes con la mejor diligencia. En resumen, un diez al circuito, un buen entreno, exigente pero que aporta gran valor a estas alturas y una buena organización por parte del Club Ciclista Granollers. Sin duda, repetiremos en los años venideros.

Imagen de portada www.ciclismoafondo.es

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí