Un plato ideal para el verano y para reponer fuerzas después de nuestro entreno. Un plato refrescante y donde la combinación de ingredientes lo hace muy apetecible. Genial para cenar. Nos presenta este plato Lourdes Torres (HERO BARS).

A destacar de esta receta sin duda es el kale, sus valores nutricionales son muy altos en proteínas y posee calcio, hierro en altas proporciones sin dejarnos las vitaminas de lado. Concretamente, posee vitamina C, E, A y K en grandes cantidades.

Por otro lado, los macarrones integrales de centeno nos aportan fibra, al igual que proteínas e hidratos de carbono de los cuales solo un 3,2 gramos son de azúcar.

Ingredientes

  • 4 hojas de kale hervidas
  • 125 gramos de macarrones integrales de centeno
  • 40 gramos de queso feta
  • 2 cucharadas soperas de sofrito de tomate
  • 10 gramos de pistachos
  • 1 cucharada sopera de perejil
  • 1 cucharada de cilantro
  • 15 gramos de mantequilla
  • Un chorrito de aceite de oliva

Elaboración

Hervir las hojas de kale en abundante agua con sal durante 7 minutos, colar y enfriar rápidamente con agua fría. Reservar. Después, cocer los macarrones al dente, colar y enfriar rápidamente con agua fría. Reservar.

A continución, cortar el queso feta a dados y picar perejil y cilantro. Reservar.

En una sartén antiadherente calentar la mantequilla y añadir todos los ingredientes menos el queso feta. Saltear hasta que haya cogido una temperatura caliente, pero tirando a tibio. Es importante que este plato no se caliente demasiado ya que es de por sí un plato tibio.

Por último, servir y añadir los dados de queso feta. Se puede añadir un mini chorrito de aceite virgen de oliva si apetece.

Comentarios

comentarios