Publicidad

Sigue estos consejos para evitar las lesiones y molestias mas frecuentes cuando nos tiramos a nadar.

Cada día al tirarnos a nadar cometemos errores, normalmente por desconocimiento, que pueden traernos una serie de lesiones frecuentes o molestias que pueden dejarnos fuera del agua algunos días o incluso por un periodo mas largo de tiempo.

Calienta, NO ESTIRES

Lo ideal es realizar al menos cinco minutos ejercicios de movilidad articular, haciendo especial hincapié en el tronco y hombros ya que son las articulaciones con mayor implicación en la natación.

Evita a toda costa estirar ya que esto lo único que puede provocar son lesiones al forzar al músculo exigiéndole un rango de movimiento (estirarse) estando aun frío. Además al estirar perdemos fuerza por lo que nos encontraremos peor al nadar.

Publicidad

Nada en linea recta si estás en aguas abiertas

Cuando competimos, intentamos ir lo mas rectos posibles para evitar hacer metros de más, pero esto, mas allá de por los metros de mas que entrenando no nos importan tanto, es importante para evitar movimientos laterales que pueden provocar descompensaciones que, mantendias en el tiempo, pueden provocar molestias o lesiones.

Usa un material de calidad

El material es algo en lo que no deberemos escatimar ya que un material de calidad está especialmente diseñado para evitar malos gestos y hacernos mas fácil la técnica.

Desde lo más esencial como unas buenas gafas de nadar que nos permitan orientarnos bien en aguas abiertas o ver bien en la piscina, hasta unas aletas o palas adecuadas que nos ayuden a corregir nuestra técnica y evitar gestos repetitivos y dañinos para nuestro cuerpo.

Respetar el calentamiento

¿Cuantas veces nos hemos tirado a nadar y hemos ido mas rápido en el calentamiento que en el bloque principal? Esto es un error muy frecuente que puede provocar una lesión al exigirle al cuerpo una intensidad alta sin un buen calentamiento.

Es importante que al menos los primero diez minutos los hagamos a baja intensidad, fijándonos bien en la técnica e introduciendo diferente movimientos con progresividad como ejercicios de pies o nadando a otros estilos.

Publicidad