Imagen Instagram @fernando_alarza
Publicidad

Aunque no siempre parezca, hay varios tipos de bicicletas. Podemos tener una bicicleta de carretera, que son las que utilizamos por diversión o transporte; o una «cabra» que es como se le conoce a las bicicletas de triatlón. Hoy te contaremos acerca de cómo escoger la mejor bicicleta para ti, y no te preocupes por el precio porque podemos solicitar un préstamo fácilmente en internet en páginas como Fintudy. Pero, la pregunta es, ¿cómo escoger tu bicicleta ideal?

Diferencias entre bicicleta de triatlón y bicicleta de carretera

Para empezar, debemos centrarnos en el nombre. Aunque estos vehículos están destinados a la práctica del ciclismo, el término se suele relacionar con la conducción de una bicicleta de carretera o de paseo y no con las llamadas «cabras», que se suelen asociar a las carreras de triatlón o de contrarreloj.

Diferencias en el diseño

La principal diferencia está en la geometría, o el diseño. La posición de la silla o sillín suele estar ligeramente más adelantada que la de una bicicleta estándar, en relación con el eje de pedalier, lo que facilita mantener una postura mucho más cómoda en la parte superior del tronco.

Esto puede ayudarte a conducir de forma más aerodinámica, ya que te permite sentarte más cerca del manillar y facilita el acceso a las barras de triatlón.

Publicidad

La aerodinámica y ruedas

La aerodinámica de las bicicletas de triatlón difiere significativamente de las bicicletas estándar, pues son mucho más aerodinámicas, con el objetivo de reducir al mínimo la resistencia en contra del viento.

También hay variaciones en las ruedas, pues las de triatlón tienen un perfil considerablemente más grande que las bicicletas de carretera. Algunos triatletas prefieren utilizar ruedas lenticulares en sus bicicletas de triatlón.

Sin embargo, la mayoría de los triatletas entrenan con ruedas normales, estas ofrecen mayor estabilidad, solidez y cuestan menos que las de seguimiento.

Desarrollo

El engranaje de las bicicletas de triatlón es significativamente mayor que el de las bicicletas de carretera. La mayoría de las bicicletas de carretera vienen con un plato compacto, mientras que gran parte de las bicicletas de triatlón, en cambio, incluyen un plato más grande.

Las bicicletas de triatlón están diseñadas para circular por superficies planas, donde la velocidad es mayor y una marcha más grande, lo que permite poner más potencia en cada pedalada. Las bicicletas convencionales deben estar preparadas para todo tipo de terrenos y para subir las empinadas cuestas de los puertos de montaña.

La elección de la bicicleta tiene una influencia significativa en la cadencia de pedaleo. Continuar la frecuencia de pedaleo óptima utilizando platos más grandes y piñones más pequeños será más difícil, pero será más fácil conservar la destreza de pedaleo y manejar en las mejores zonas de cadencia para cada tipo de terreno.

Diferencias en el volante o manillar

Lo primero que notarás cuando veas una bicicleta de carretera es la diferencia en los manillares. El típico manillar curvado con mandos de cambio y freno en la bicicleta de carretera, así como dos largas varillas que sobresalen del manillar aerodinámico de la bicicleta de triatlón.

Comodidad

La idea de confort y aerodinámica rara vez se relaciona, generalmente se utilizan como sinónimos de fuerzas opuestas, perderemos en una si ganamos en la otra. Las bicicletas de triatlón son mucho menos cómodas y fáciles de conducir que las bicicletas de carretera normales, ya que su postura de conducción es bastante dura para la espalda. En consecuencia, si tienes dolor de espalda, un problema muscular o simplemente quieres divertirte, la mejor opción es que adquieras una bicicleta de carretera.

Sin embargo, es importante recordar que existen las bicicletas mixtas.  En ese caso, ¿Cómo usar una bicicleta de carretera como una de triatlón?

Adaptación de una bicicleta de carretera a una de triatlón

Debido a todas estas opciones, es muy probable que puedas conseguir una bicicleta de triatlón con el añadido de una bicicleta de carretera. ¿Cómo sería una bicicleta híbrida de carretera-triatlón?

La mejor opción para los principiantes en el triatlón es una bicicleta con varios acoples, lo que las convierte en las bicicletas de triatlón ideales. El sistema es perfecto para los recién llegados al triatlón o para las personas que no tienen dos bicicletas, por cualquier motivo.

Se puede modificar una bicicleta de carretera para adaptarla a los estándares del triatlón. Las modificaciones más comunes son la instalación de unos acoples en el manillar que permitan al triatleta conectarse cuando sea necesario, así como el uso de unos neumáticos de perfil para obtener mayor aerodinámica.

De hecho, los adaptadores son fáciles de instalar y no son tan costosos. La forma más fácil de convertirlas en bicicletas híbridas es utilizar cuadros que ya tengan una estructura muy aerodinámica, con los tubos en forma de «carrera». Así que, primero necesitarás unas barras y unos neumáticos de perfil para convertir tu bicicleta de carretera en las llamadas «cabra», las bicicletas de triatlón.

Conclusión

Si quieres empezar en el ciclismo como un profesional, ya sabes cómo adaptar tu bicicleta personal para que se convierta en una «cabra». Sin embargo, si quieres comprar una que ya esté hecha para correr un triatlón, podrías adquirir una nueva que, en caso de ser un poco más costosa, siempre podemos conseguir un préstamo a través de sitios como Fintudy.

Comentarios

comentarios

Publicidad