Publicidad

A falta de menos de dos semanas para la décima edición del Triathlon EDF Alpe d’Huez, pasó por los micrófonos de Transiciones el responsable de la prueba en España, Nicolas Beck. Su experiencia como triatleta y su vínculo profesional con el evento hacen de este francés afincado en Barcelona uno de los expertos en el evento internacional.

¿Cómo se presenta esta 10º edición del Triatlón Alpe d’Huez?

Como os podéis imaginar, la décima edición es una cifra especial para la organización. Ahora mismo estamos muy contentos con la acogida que ha tenido la prueba. Ha habido algunos cambios este año ya que el triatlón tiene la peculiaridad de celebrarse durante la última semana de julio y esta vez hemos retrasado cada prueba dos días. La larga distancia es el viernes y la corta es el sábado.

En los últimos años ha habido presencia de muchos triatletas españoles de élite. ¿Cómo ha influido esto en la presencia de triatletas españoles populares?

Publicidad

La verdad es que siempre hemos tenido muchas solicitudes de triatletas de élite. Supongo que hay una afinidad cultural con el Tour de Francia y con un puerto mítico como el Alpe d’Huez. Es cierto que tenemos muchos triatletas españoles que se ajustan al perfil de este tipo de prueba, como Victor del Corral. De hecho, el Triathlon Alpe d’Huez fue su primera victoria internacional de prestigi en triatlón de larga distancia. Para Albert Moreno también ha sido importante en su crecimiento personal y el caso de Marcel es algo diferente porque siempre ha hecho la carrera como preparación para el Embrunman, es como un ritual.

Alpe d’Huez es seguramente el gran atractivo de la prueba y este sábado los ciclistas del Tour de Francia lo subirán para finalizar la etapa. ¿Qué principales dificultades destacarías de la subida?

De hecho, la subida a Alpe d’Huez no es la más difícil de las que hay en el valle. Pero claro es muy mítica porque es regular, larga y con una carretera bien asfaltada. También es una mezcla de sensaciones que puede provocar la subida en cuanto a vistas, las curvas cerradas y, evidentemente, la presencia del Tour de Francia. Y este año los participantes podrán ver aún los nombres de los corredores pintados en el asfalto. La subida son unos 13 kilómetros con los tres primeros muy duros. Y la principal dificultad es no quemarse al principio para poder aguantar hasta el final. Si te quemas al principio, luego es difícil recuperar el ritmo.

¿Tenemos ya una start list de triatletas de élite?

Decir que en Alpe d’Huez siempre hay sorpresas de última hora pero igualmente confirmados tenemos al ganador del año pasado, Todd Skipworth, y también Ritchie Nicholls, que ganó hace dos o tres años. De españoles, falta confirmado recientemente Diego Paredes que se suma a Aimar Agirresarobe, Erik Merino, Alberto Bravo, Paquillo Fernández y Pablo Martín, ganador del Ecotrimad.

 Alpe d'Huez cartel

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí